domingo, 16 de febrero de 2020

Revista de Folklore




40 años dedicada a la difusión de la cultura popular

Gracias en nombre de todos los que de una u otra forma trabajamos por y para el Patrimonio Cultural.

Revista de Folklore: 1980-2020 Fundación Joaquín Díaz 




miércoles, 12 de febrero de 2020

La Hacienda Rosario (2)

Hacienda Rosario (2018)

Hace dos años hablamos de la Hacienda Rosario [1]. Dimos cuenta de sus valores culturales y patrimoniales reconocidos en el inventario del Patrimonio Andaluz [2], apuntamos otros de carácter inmaterial relacionados con la historia local, así como de su tratamiento en la planificación urbanística [3,4].

Denunciamos explícitamente su estado de deterioro con la esperanza de evitar su desaparición tal y como ocurrió con otros cortijos y haciendas singulares del entorno, y reactivar su rehabilitación. Lo hicimos en el ámbito del día del libro y la lectura, recomendado la obra de Miguel Martorell “Duelo en Sevilla”.

Hoy volvemos a hablar de la Hacienda Rosario, con la pesadumbre y tristeza de conocer la pérdida de un proyecto de vida cegado por el derrumbamiento de uno de sus tantos muros a punto de ceder [5].

Las primeras noticias hablaban del Cortijo de Palmete, cosa que nos extrañó pues de dicho cortijo, situado en la barriada homónima y no en Torreblanca, apenas si quedan cuatro piedras en el suelo. Seguimos con la mosca tras de la oreja y tras revisar los medios, confirmamos nuestra sospecha. Confesamos que no nos atrevimos a volver a la Hacienda para comprobarlo, una cosa es verla en ruina, repleta de basura, escombros y pintadas, y otra teñida de sangre.

Nos extrañó la referencia explícita a Rosario en las noticias. Nos resultaba raro que un espacio tan singular no fuera identificado como tal, tanto que incluso nos atrevimos a pensar que desde los promotores públicos y privados de los diferentes proyectos de desarrollo de su entorno en forma de nuevo Distrito Municipal, ejemplo de modernidad y una nueva Sevilla inteligente y verde, se hubiera puesto en marcha una posible estrategia específica de comunicación para no vincular el incidente a la marca “Hacienda Rosario”.

No hay mayor desgracia que la pérdida de una vida humana, sean las que sean sus circunstancias. Ante ésta, lo más probable es que la Hacienda Rosario acabe en el suelo, como la Negrilla, Amate o Buena Esperanza en su día, objeto de pico y pala, perdiendo, en el ámbito del patrimonio cultural, una parte de nuestra historia.

Es duro decirlo, pero quizás lo que ha ocurrido, sirva para algo. Si el accidente y muerte sin sentido de Julén en Totalán llevó a revisar y clausurar un buen número de pozos en toda Andalucía, con la de Moisés, los propietarios como responsables del estado de los inmuebles, así como las autoridades competentes en la salvaguarda de sus valores históricos o culturales, vuelvan la mirada hacia otros edificios similares.

La lista del patrimonio provincial está llena de hitos de alto valor, muchos figuran en los listados del patrimonio en riesgo pero también como la Hacienda Rosario representan un riesgo importante para la seguridad de las personas que se acercan a ellos buscando el ocio ilícito, el reencuentro con el pasado, o una simple jornada de exploración de la ruina urbana o rural, como nueva experiencia urbex o rurex.

Haciendas y Cortijos como La Mejorada Baja en Los Palacios y Villafranca, Fuentes y Cuatro Vientos en Los Molares, así como viejos castillos y atalayas como la Lopera y Torre del Águila en Utrera, son, entre otros, edificios de interés patrimonial que siguen, ante la pasividad de unos y otros, el mismo camino que la Hacienda Rosario.

Aprendamos de nuestros errores y evitamos más pérdidas.

[1] Sevilla Sabe (2018). La Hacienda Rosario (1)
[2] Guía Digital del Patrimonio Histórico Andaluz. IAPH
[3] PGOU de Sevilla. SUS-DE-09 HACIENDA EL ROSARIO
[4] PGOU de Sevilla. 10. YACIMIENTO: HACIENDA DELROSARIO
[5] ABC de Sevilla (11/02/20)

jueves, 9 de enero de 2020

Capillas y Campanas de la campiña sevillana


Seguimos ofreciendo algunas pinceladas del patrimonio desconocido de la provincia de Sevilla en el ámbito de sus Cortijos y Haciendas. Si la crónica de la nevada del año 1954 sobre cerámica del Cortijo de Troya [1] nos llamó la atención sobre otros elementos de interés patrimonial al margen del relato tradicional de corte arquitectónico o monumental, hoy presentamos otro elemento singular de Troya que  nos recuerda el vacío de conocimiento sobre esta categoría patrimonial, en general, y de su torre, catalogada como Bien de Interés Cultural, en particular [2].

Con relación al resto de torres asociadas a la banda morisca, la Torre de Troya presenta características singulares que merecerían, sin duda, un capítulo propio para desarrollar, entre otras cuestiones, su origen, su arquitectura y función, así como su evolución como proceso de adaptación a los diferentes contextos históricos del territorio.

Torre de Troya (BIC). Imagen: ARG

Catalogada más como atalaya singular por sus dimensiones y similar a otras cercanas como la del Águila y la Lopera en Utrera [3], que como posible torre del homenaje y núcleo principal de conjunto defensivo como en el caso del Castillo de Marchenilla en Alcalá de Guadaira [4] o el de las Aguzaderas en El Coronil [5], la Torre de Troya aparece hoy integrada en el conjunto agropecuario construido como en el caso de otras cercanas en el Cortijo Torre Marisma y las Salina de Valcargado también en Utrera [6].

Con el abandono de su función defensiva, la Torre de Troya serie espacio adaptado a diferentes usos, incluyendo el actual como simple almacén de aperos y leñera, y el que hoy nos ocupa, antiguo oratorio público en forma de capilla rural, como nos señala la espadaña que remata la torre sobre un conjunto de almenas y merlones piramidales.

Campana de Troya. Detalle. Imagen: ARG

Cuenta la espadaña con el vano correspondiente donde podemos observar una campana de Zacarías Dietrich, notable fundidor de Artillería de su Majestad en Sevilla en el siglo XVIII, que como otros maestros extranjeros trataron de introducir nuevas técnicas del afinado del cobre en la Real Fundición de Sevilla. Dietrich, desanimado por sus resultados en lo pirotécnico, parece ser que ejerció más de campanero que de artillero, a tenor de la diversidad de campanas que fabricó en distintas localidades de la provincia, incluyendo, Sevilla, Carmona, Utrera y Alcalá de Guadaíra, antes de su regreso definitivo a Alemania.

La campana de Troya sería un ejemplo de la producción de Dietrich realizada en 1792 de acuerdo con su inscripción; cuenta además con adornos figurativos de San Isidro Labrador y la Virgen de Consolación, igual que la campana, muy parecida en forma y dimensiones, aunque en peor estado de conservación, que podemos observar en la capilla del Castillo de Marchenilla, en este caso, con la imagen de Nuestra Señora del Águila, posiblemente del mismo Dietrich.

Castillo de Marchenilla. Imagen: ARG

Del culto en la capilla de Troya, poco podemos decir de momento, salvo que a finales de XVIII contaría con su correspondiente campana. De la capilla de Marchenilla sí hemos encontrado referencias a la correspondiente solicitud para decir misa en el siglo XVII. También hemos encontrado referencias sobre el funcionamiento de otras capillas como la existente a principios del XIX en la Fábrica de Sal (Salinas de Valcargado), hoy desaparecida, incluida su campana, así como la de la Hacienda Mejorada Baja de Los Palacios y Villafranca [7], entre otras.

En próximas entradas aportaremos detalles de capillas similares y sus campanas en otros cortijos y haciendas de la provincia. Nos quedamos de momento con varios aspectos importantes: 1) La necesidad de completar la caracterización patrimonial de estos complejos más allá de lo arquitectónico, sobre todo en aquellos en los que su catalogación como BIC, sería, además de necesario, obligatorio y 2) la incorporación a dicha caracterización de un enfoque territorial de relaciones y similitudes con otros complejos de la comarca.

Campana de Marchenilla. Detalle. Imagen: ARG
+INFO

[2] SEVILLA PATRIMONIO. Troya es nombre de mujer
[3] SEVILLA PATRIMONIO. Las Torres del Águila y laLopera
[5] SEVILLA PATRIMONIO. Fuente y Castillo de las Aguzaderas
[6] SEVILLA PATRIMONIO. Sevilla, cuna de sal y salinas
[7] SEVILLA PATRIMONIO. Hacienda de la Mejorada Baja

miércoles, 8 de enero de 2020

La Gran Nevada de 1954: Retablo cerámico y relato meteorológico y patrimonial


Que las Cortijos y Haciendas de la provincia cuentan con un notable valor cultural es cosa obvia y más que sabida; otra es que dicho valor sea reconocido, elevado a patrimonio y que dicha patrimonialización sea algo más que ampliar una determinada lista o catálogo con la inscripción de un nuevo elemento de valor histórico con carácter general, arquitectónico, arqueológico, industrial o etnológico, en particular.

Cortijo y Torre de Troya. Imagen: Antonio Rúa

Troya [1] es un buen ejemplo de cada uno de estos valores particulares; su torre también lo es del ejercicio fácil de inscripción y catalogación como Bien de Interés Cultural, así como del difícil y complejo de su conservación sin que medie entendimiento entre la propiedad, las administraciones, a veces poco competentes en sus competencias, y otros actores del territorio a escala local del municipio (El Palmar de Troya) y comarcal (El Bajo Guadalquivir).

Cortijo de Troya. Detalle. Imagen: Antonio Rúa

Pero hoy no hablaremos de Troya y su vinculación con la Banda Morisca, tampoco de la riqueza arqueológica de su entorno o su paisaje, ni su arquitectura. Nos ocuparemos de uno de sus elementos cerámicos, en este caso, no de devoción, ni tampoco homenaje a la propiedad, sino relato extraordinario de aquella nevada histórica del 1954.
Patio y Jardín de Troya. Imagen: Antonio Rúa

Por estas fechas, cuando ya entrado el invierno el frío se hace sentir, la prensa local y las redes sociales se llenarán de las correspondientes crónicas locales e imágenes con más blanco que negro de los primeros días de febrero de 1954. No haremos aquí narrativa de lo meteorológico y lo anecdótico, pues desde Maldonado hasta los cronistas locales ya lo hicieron y seguirán haciendo cada año.

Cortijo de Troya. Crónica de la nevada de 1954. Imagen: Antonio Rúa

Nos limitaremos a presentaros un ejemplo de esos valores que como tesoros quedan por descubrir en el medio rural, un conjunto de 40 azulejos relato de aquel episodio meteorológico, y que de la mano de la Fábrica de Cerámica de Ramos Rejano de Triana [2] y la iniciativa de Doña Regla Miura y Hontoria, esposa de Don Carlos Piñar y Pickman, dueña de la Finca de Troya, llega a nuestros días como crónica singular y única en forma de retablo y legado.

EN EL AÑO DE 1954 SIENDO LA SRA. DÑA. REGLA MIURA Y HONTORIA, ESPOSA DEL SR. D. CARLOS PIÑAR Y PICKMAN, DUEÑA DE ESTA FINCA DE TROYA DEL TÉRMINO DE UTRERA [3], ACAECIERON ACONTECIMIENTOS ATMOSFÉRICOS SIN PRECEDENTES CONOCIDOS POR LAS GENERACIONES ACTUALES NI NOTICIAS CONCRETAS DE ESTA CATEGORÍA EN EL PASADO.
AL COMENZAR ENERO Y DURANTE VEINTE DÍAS SE PRODUJERON CONSECUTIVAMENTE HELADAS QUE LLEGARON A TRES GRADOS BAJO CEROS, VINIENDO LA LLUVIA DURANTE DOS DÍAS A CONTINUACIÓN, LO QUE MEJORÓ EL ESTADO DEL CAMPO, PERO EL DÍA 30 SE REPRODUJERON LAS HELADAS, LLEGANDO … A CINCO GRADOS BAJO CERO, Y EN LA TARDE DEL DÍA 2 DE FEBRERO UNA NUBE CONTIGUA CASI NEGRA CUBRIÓ EL CIELO, EMPEZANDO A LLOVER CON VENTISCA ENORME TRANSFORMADA EN TREMENDA NEVADA QUE EMPEZÓ A LAS NUEVE DE LA NOCHE Y SIGUIÓ SIN INTERRUPCIÓN HASTA LA MISMA HORA DE LA MAÑANA: ALCANZO LA NIEVE UNA ALTURA DE MÁS DE TREINTA CENTÍMETROS Y EN ALGUNOS SITIOS HASTA CERCA DEL METRO, CONTINUA SOBRE LA TIERRA HASTA EL DÍA 8 EN QUE LA DISOLVIÓ EN SU MAYOR PARTE LA LLUVIA CAÍDA POR LA NOCHE. EL AGUA SE HELÓ EN EL CAMPO Y EN LAS TUBERÍAS, CAUSANDO LA NIEVE ENORMES DESTROZOS SOBRE TODOS LOS OLIVARES, DONDE A ALGUNOS ÁRBOLES NO LES QUEDÓ MÁS QUE EL TRONCO, PERPETUÁNDOSE TODO ESTO EN ESTA LÁPIDA PARA CONOCIMIENTO DE LAS GENERACIONES FUTURAS.
FÁBRICA, RAMOS REJANO (TRIANA) SEVILLA. XXIV-II-MCMLIV

+INFO

[1] SEVILLA PATRIMONIO. Troya es nombre de mujer
[2] RETABLO CERÁMICO. Fábrica de Manuel RamosRejano.
[3] Actualmente término municipal del Palmar de Troya.
ALMAGRA. Paseo por El Palmar de Troya


lunes, 4 de noviembre de 2019

Cultura y programas electorales: Para gustos los colores


No hay proyecto de País sin cultura. Lo cultural, como cuarta pilar del desarrollo sostenible de cualquier territorio, debería ser objeto, igual que lo social, lo económico y lo ambiental, de propuestas concretas y apuestas, en este caso, de Estado.


Recogemos en esta entrada los contenidos de carácter cultural que los cinco partidos mayoritarios con representación estatal recogen en los programas electorales en su correspondiente portal web oficial. Nos centramos en los aspectos específicos de la política cultural sin entrar en políticas afines o medidas indirectas de interés.

No es nuestro objetivo hacer una valoración detallada de cada una de las propuestas, ni tampoco de la propia estrategia o modelo de gobierno de la cultura de cada partido. Somos conscientes que las limitaciones estructurales de la política, a la hora de incluir cualquier reflexión general sobre la cultura, así como las coyunturales de estas nuevas elecciones, harán de la propaganda electoral más un batiburrillo de posibles medidas que una verdadera propuesta razonada de política cultural.

Desde Sevilla Patrimonio creemos que no todo es bueno en la política cultural de un país, peor aún cuando objetivos, prioridades y medidas de actuación y seguimiento de su eficacia y efectividad no forman parte del debate político y menos del electoral. De ahí que pensamos que puede ser útil reunir estas cinco visiones de la cultura en un único documento con objeto de facilitar la correspondiente valoración y, en su, caso, respuesta personal.

Un nuevo impulso a la Ley de Mecenazgo y el Estatuto del Artista aparecen como temas comunes de preocupación para la mayoría de los partidos. Mientras que PSOE apuesta por un Pacto de Estado como marco general para garantizar los derechos culturales y fomento de la creatividad, el resto de partidos abren el abanico de propuestas a diferentes ámbitos como el de las Instituciones Culturales del Estado (PP), la participación ciudadana y el sector audiovisual (PODEMOS) y elementos folclóricos y tradicionales del patrimonio inmaterial (VOX), entre otros. VOX y PP son las únicas formaciones que incluyen propuestas de fomento de la Tauromaquia como patrimonio cultural. Llama la atención la ausencia de propuestas explicitas sobre cultura en el programa de Ciudadanos.

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL. Ahora progreso

Promoveremos un Pacto de Estado por la Cultura, que garantice los recursos necesarios por parte de todas las Administraciones, para promover el acceso universal a la cultura y el estímulo a la creatividad, y que permita al sector aumentar su peso en el PIB, apoyando la creación de las y los jóvenes; impulsaremos la producción y visibilidad de las creaciones artísticas y culturales en nuestras distintas lenguas cooficiales, especialmente en las artes cinematográficas, y reforzaremos la comunicación cultural entre las comunidades autónomas.

Completaremos el desarrollo del Estatuto del Artista para mejorar las condiciones de nuestros creadores y artistas, y crearemos una Oficina de Derechos de Autoría, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, que velará por la protección de la propiedad intelectual, teniendo en cuenta el desarrollo del mercado único digital, así como por el buen funcionamiento de los órganos de gobierno de las entidades de gestión de derechos de autor.

Impulsaremos una Ley de mecenazgo que mejore las deducciones y sus límites, incluyendo los servicios profesionales y no sólo las donaciones patrimoniales, contemplando la regulación del mecenazgo y patrocinio de las actividades deportivas, científicas e investigadoras.

PARTIDO POPULAR. Por todo lo que nos une

Aprobaremos una Ley de Mecenazgo que incluya medidas de reconocimiento al papel del mecenas y beneficios fiscales. Esta Ley será, además, un instrumento idóneo para promover un compromiso entre la sociedad civil y las Administraciones Públicas que convierta a la Cultura en una prioridad social y política, reconociendo su papel como factor de desarrollo y bienestar.

Crearemos una Fiscalía especializada en la protección de la propiedad intelectual. Promoveremos convenios estables de colaboración con las naciones con las que tenemos vínculos históricos para la protección del patrimonio subacuático.
Seguiremos impulsando el Plan de Fomento de la Lectura para mejorar los hábitos de lectura de los españoles y como cauce de colaboración con el sector editorial.

Aprobaremos un nuevo Plan Platea 3.0 garantizando las giras de las compañías teatrales por toda España y el acceso al teatro de todos los españoles vivan donde vivan. Revisaremos la regulación del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) para dotarle de mayor agilidad en la gestión y facilite la posibilidad de girar a las compañías nacionales. Seguiremos apoyando un marco estable de financiación de la industria del cine y las políticas fiscales que han convertido a España en un hub internacional de rodajes. Desarrollaremos el Estatuto del Artista dando participación al sector cultural.

Reforzaremos la financiación y las actividades en todo el territorio nacional de las grandes instituciones culturales del Estado como el Museo del Prado, el Centro de Arte Reina Sofía, la Biblioteca Nacional o el Museo Arqueológico Nacional. Impulsaremos el blindaje del Archivo de Salamanca, impidiendo nuevas entregas de documentos fomentando que se puedan recuperar todos aquellos que están siendo retenidos ilegítimamente o ilegalmente.

Reforzaremos el Plan Nacional de Tauromaquia (PENTAURO) para que extienda el conocimiento y difusión del arte taurino y potencie el conjunto de actividades alrededor de esta importante tradición.

CIUDADANOS. España en marcha

Ni en la versión de lectura fácil del programa electoral, ni los contenidos detallados en su página web hay mención explícita a propuestas de tipo cultural (Consulta 02/10/2019).


Hacer efectivo el Estatuto del y la Artista para proteger a quienes trabajan en la cultura y hacer sostenible su trabajo. La cultura es un sector precario, con un alto porcentaje de fal­sos autónomos y con problemas muy serios de inestabilidad en el empleo y de acceso a prestaciones tan básicas como la de jubilación. Por eso es tan importante reconocer este trabajo, para igualar al alza derechos con el resto de trabajadores y trabajadoras y proteger las bases de nuestra creación. Para ello, mejoraremos el reconocimiento de las enfermedades profesionales y su protección, los periodos de creación y formación, así como la transición profesional al final de las carreras artísticas. Actualizaremos los epígrafes del impuesto de actividades económicas y las protecciones por desempleo e impulsaremos protocolos frente a las violencias machistas.

Impulsar una red de centros culturales ciudadanos. En cooperación con el resto de Administraciones y partiendo de la actual red de bibliotecas, centros culturales, centros cívicos, casas de juventud y de nuestra propuesta de centros de innovación ciudadana, se impulsará, como modelo antagónico a las casas de apuestas que proliferan en los barrios, el refuerzo y la actualización de estas instituciones culturales y de ocio, con nuevos productos en formatos electrónicos y materiales para el empoderamiento tecnológico, y con la filosofía del «hazlo tú mismo» como herramienta. De este modo, se impulsará el derecho al ocio de calidad y autogestionado de los y las jóvenes. Se incluirá una dotación específica para contratar programadores y programadoras e implementar programas en coordinación con el sistema educativo, y se fomentará la cogestión ciudadana.

Potenciar la producción de cine en nuestras lenguas. La pro­ducción cinematográfica en las lenguas propias de un país no solo es una de las industrias culturales más relevantes, sino uno de los espacios de diálogo y construcción de comunidad con más capacidad para mejorar una sociedad. Sin embargo, en cuanto a la presencia en las pantallas, la producción en nuestras lenguas parte con una gran desventaja con respecto a las grandes distribuidoras multinacionales, capaces de colocar una misma cinta durante semanas en una cantidad enorme de pantallas y apoyarla con una publicidad que suele superar el propio coste que supone hacer la película. Ante esta situación, países próximos como Francia han conseguido alentar una producción propia de calidad mediante el establecimiento de determinadas cuotas de pantalla para sus producciones. Nuestra propuesta es ampliar este enfoque a las distintas lenguas oficiales y propias del Estado, en colaboración con las comunidades autónomas, e incrementar las ayudas al sector.

Apostar por el sector del videojuego. El videojuego es cultura. También es una industria con una gran capacidad de crea­ción de empleo y de posibilidades expresivas que requiere un reconocimiento sin prejuicios en las políticas culturales. Por ello, fomentaremos el talento del sector y de los ecosistemas de pymes existentes con programas de ayuda a la creación de videojuegos y cultura digital para que las empresas españo­las puedan competir en igualdad de oportunidades ante las grandes transnacionales del videojuego. Adoptaremos medidas para proteger a las personas que trabajan en el sector, impulsando una mayor presencia de mujeres y vigilando, en particular, que las fórmulas de subcontratación no sean frau­dulentas ni supongan una merma de derechos, que las horas extras se pagan y que se protegen riesgos asociados a la intermitencia o la movilidad, como sucede con otras y otros trabajadores de la cultura. También articularemos un plan de formación superior y continua para el sector, con especial atención a las dimensiones de desarrollo de software, monetización, diseño y arte, y marketing.

Reconocer e impulsar el sector del diseño. Aunque el diseño es un sector importante tanto cultural como económicamen­te, no recibe un tratamiento adecuado por parte de los poderes públicos. Crearemos, para ello, una entidad de carácter público que mapee y pueda proponer políticas eficaces para la visibilidad y viabilidad del sector, al tiempo que promueve un Museo del Diseño. Estableceremos también un epígrafe específico en el impuesto sobre actividades económicas para quienes trabajan en este ámbito y medidas específicas para contrarrestar la precariedad que se ha instalado en el sector. Para fortalecerlo, es imprescindible también que la formación en diseño cuente con recursos públicos suficientes que impidan el predominio casi en exclusiva de la formación privada.

Libertad de creación en internet y gestión transparente y limpia de los derechos de autor. Devolveremos al Poder Judicial la competencia exclusiva de decidir qué páginas web y servicios de la sociedad de la información infringen la normativa sobre propiedad intelectual, así como sus consecuencias. Al mismo tiempo, es necesario iniciar un diálogo social para reformar la propiedad intelectual actualizándola a los nuevos hábitos culturales, posibilidades tecnológicas y necesidades de sostenibilidad del sector. Hay que proteger a los autores y autoras, a los intérpretes y al resto de titulares de derechos y, al mismo tiempo, fomentar la flexibilidad en los modelos de difusión de la cultura, la autonomía de los creadores y creadoras, y la necesidad de hacer posibles nuevos usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza, la investigación y la creación. Debe ampliarse el reconocimiento como autores y autoras de periodistas, directores y directoras de escena y diseñadoras y diseñadores escénicos y audiovisuales, entre otras figuras, así como derogarse el artículo 71 de la Ley de Pro­piedad Intelectual, que obliga a los autores y las autoras musicales a ceder el 50 % de sus derechos a perpetuidad al editor musical. En cuanto a la gestión de los derechos, se establecerán unas posibilidades de creación más abiertas y se garantizará una gestión responsable, transparente y democrática de las sociedades de derechos de autor, como la SGAE, para alejar toda sospecha de corrupción, con tarifas justas y un funcionamiento que facilite el acceso a la cultura.

Una nueva RTVE que no esté al servicio de ningún Gobierno. Implementaremos un Plan de Reforma de RTVE y sus Sociedades, que nos coloque a la altura del modelo de la BBC británica, con el objetivo de garantizar la transparencia, la participación de profesionales y de público, el prestigio del servicio público y la consolidación del proceso de renovación vía concurso público, tal y como se acordó en el Congreso y en el Senado. Todo ello, atendiendo al criterio de independencia profesional y al pluralismo político, social e ideológico presente en nuestra sociedad. También se fomentará y coordinará la participación directa de la audiencia, y se creará un Consejo Social Asesor que garantice el derecho de acceso y participación de la ciudadanía. Se dará voz en horario relevante a grupos políticos y sociales significativos y se realizarán auditorías semestrales con participación rotativa de las y los propios profesionales de la corporación y de la sociedad civil. Aseguraremos un Programa de Inversión en Producción propia para el Ámbito Digital, asumido de manera directa por los programas esenciales del servicio público, de manera que la externalización de servicios informativos quede excluida y se alcancen progresivamente los niveles de dotación presupuestaria previos a los recortes iniciados en 2012.

Potenciar la Agencia EFE como servicio público informativo. Implementaremos un Plan de Desarrollo del Estatuto para la Agencia EFE, que garantice la continuidad y relevancia de este servicio de información de carácter público. Este plan incluirá el establecimiento de un Estatuto de la Información y de un Consejo de Redacción propios, la creación de un Consejo Social Asesor con competencias suficientes para garantizar el derecho de acceso, la suscripción de «contratos programa» plurianuales con la Agencia EFE que permitan la planificación y evaluación independiente y democrática en su gestión como servicio público, una financiación proporcional y suficiente, que garantice la transparencia y la rendición de cuentas a la ciudadanía, así como la sujeción al control parlamentario de la gestión de dicha agencia.
Impulsar el uso de las lenguas cooficiales y propias de cada territorio. Para ello, potenciaremos el uso de las lenguas cooficiales y propias en las desconexiones territoriales y favoreceremos una opinión pública informada y plural, la atención a las minorías y la diversidad cultural, la vertebración del territorio y la proyección de dicha diversidad cultural en el exterior.


Impulsar una ley de mecenazgo, para que particulares y empresas puedan participar en la creación cultural, aumentando la deducción fiscal de las aportaciones así como en la restauración y protección del extenso patrimonio cultural nacional. A nivel cultural fomento del arraigo a la tierra, manifestaciones folclóricas y tradiciones de España y de sus pueblos dentro de la óptica de la Hispanidad.

Impulsar una ley de protección de la tauromaquia, como parte del patrimonio cultural español.

Se protegerá la caza, como actividad necesaria y tradicional del mundo rural. Promoción de una licencia única a nivel nacional eliminando el sistema de licencias autonómicas e inter autonómicas.

jueves, 31 de octubre de 2019

Santos, Difuntos y Gachas


Llegan los días de todos los Santos y Difuntos. Como en muchas de las fiestas religiosas que celebramos cada año, tras la festividad católica se esconden ritos y costumbres de origen pagano, ciclos naturales de cambio y muerte de la naturaleza.


Los equinoccios de marzo y septiembre señalan la llegada de la primavera y el otoño. Con cuarenta días mágicos de cambio y paso de estrellas y planetas, tras el inicio de la primavera el campo se llena de romerías en torno al 13 y 15 de mayo, y tras el del otoño, otros cuarenta días después, llegan los Santos y Difuntos del 1 y 2 de noviembre.

Con el día de Todos los Santos, la iglesia católica honra a los cristianos caídos en tiempos de persecución y campo de mártires, así como a los santos olvidados. El de Difuntos es día de oración por las almas de los fallecidos que moran en el purgatorio y recuerdo de familiares.

Pero antes de que la Iglesia recogiera estos días en su calendario, culturas y religiones anteriores marcaron el 31 de octubre como principio y fin de año: una noche mágica dedicada al sacrificio de Dioses de la fertilidad, de faunos, chamanes y brujas, un día en el que la barrera entre lo vivo y lo muerto se estrecha, y en el que las ánimas frías y blancas, anticipo del invierno, vuelven a la tierra.

Con noviembre acaba el otoño; es tiempo de migas, de envero de aceituna, de siembra de grano en la campiña, y de cosecha de membrillos y gránas en la huerta. En el monte, noviembre es mes de bellotas y castañas, tiempo también de recogida y guarda de ganado.

En estos días de Santos y Difuntos, como los centros florales que adornan el campo santo olvidado durante el resto del año, vuelven a muchos de los pueblos de la provincia platos típicos de su patrimonio alimentario como las gachas. Las cocinas se llenarán de sartenes hondas de cabo largo, aceite virgen, harina, y coscorrones de pan. Aromas de matalahúva, canela y almendra se propagaran por todos los rincones de la casa despertando recuerdos de infancia de pueblo.



Como los huesos de santo y castañas en otras comarcas, las gachas son plato típico de estos días. Su origen está unido a la celebración y cosecha anual de frutos de temporada, al homenaje a los difuntos pero también a nuestros miedos a su regreso. Según la tradición, fueron las gachas el sello perfecto de harina y agua para tapar cerraduras viejas de puertas por las que las animas podían anunciar la muerte venidera.

¡Que aproveche!

miércoles, 30 de octubre de 2019

Sevilla, cuna de sal y salinas


Del arte y salero de Sevilla mucho se ha cantado y escrito, más en tiempos de primavera, Ferias y Romerías. Sin embargo, de su sal, salinas y salineros mucho queda por decir.

Salinas de Valcargado. Utrera

Al muelle de la sal de Sevilla, junto a la Lonja del Barranco, llegaban desde el litoral barcos cargados de sal, pero también desde Utrera llegaban al Alfolí o Postigo de la Sal (junto al del aceite en la antigua Plaza de San Andrés), ruecas de mulas con serones de esparto repletos del oro blanco de la Salina de Valcargado.

Salinas de Valcargado. Utrera

Hasta el último tercio del siglo XIX, la venta y distribución de sal se realizaba desde alfolíes situados en las principales localidades de la provincia. A estos almacenes llegaba la sal producida en salinas como las de Valcargado en Utrera, La Torre, Borreguero y Balmaseda en Écija, y Rejano en Osuna.

Salinas de Balmaseda. Écija

Valcargado era fuente de sal de la capital, la Campiña Baja, el Bajo Guadalquivir y la Sierra Sur de Sevilla. Las campiñas de Osuna y Estepa contaban con salinas propias. A la Sierra Norte llegaba sal del litoral onubense, pero también del interior a través del alfolí de Carmona y la salina de Valcargado.

Salinas del Borreguero. Écija

Tras el desestanco de la sal, las grandes fábricas de sal de Utrera, Osuna y Écija, pasaron a la nobleza o la oligarquía local como recurso fundamental para el desarrollo de las principales industrias agroalimentarias de la provincia: la aceituna de mesa, el aceite y el pan. Tras la liberación de la producción y venta de sal aparecen otras salinas menores que, dejando el contrabando, regularizan su situación, así como otras de nueva fábrica como en Marchena, Pedrera, Lantejuela, Herrera y Martín de la Jara.

Salinas de La Carmelita. Pedrera

De Utrera a Écija, de Écija a Carmona, de Carmona a Constantina, y de Constantina a Sevilla, la Sal dibuja una ruta blanca de sabor, salinería y salazón. Vientos salineros de poniente a levante, de norte a mediodía recorren la provincia con añoranza de un tiempo pasado de salero y sal.

Salinas de La Morilla. La Puebla de Cazalla